En compañía placentera

De los frutos concentrados y penetrantes de Cabernet Sauvignon surgen los tonos herbáceos y un punto picantes, que llevan el olor a monte y a zarzas a las combinaciones varietales de Clio y El Nido, ambos combinados con Monastrell.

Una cata con infinidad de recovecos por descubrir convierte al vino Corteo en un acompañante placentero hasta la sobremesa. Descubrirá notas ahumadas, moras silvestres, humo y chocolate para disfrutar del encuentro.


Ésta página utiliza cookies propias y almacenamiento local para facilitar el uso de nuestra web. Si continua navegando, supone la aceptación de nuestra política de cookies. Tenga en cuenta que si las desactiva no podrá utilizar nuestra tienda.

Acepto el uso de cookies técnicas